Los Nombres Comerciales de las Telas de Seda

¿Han comprado una seda que no es de seda?

Aquí les cuento, de manera muy resumida como se hace una tela para que no les den gato por liebre cuando quieran conseguir una buena tela de seda o de cualquier otro tipo.

Hay millones de nombres comerciales para las telas, como, por ejemplo: raso, shantung, tafeta, gasa, loneta, piel de durazno, toque de seda, manta, organza, nylon, seda royal, popelina, casimir, lino, franela, licra, poliéster, satín, etc.

Sin embargo, no porque la tela incluya en su nombre comercial la palabra “seda”, quiere decir que es de seda.

¿Y por qué pasa esto?

La seda ha inspirado millones de desarrollos textiles, con el fin de imitar alguna de sus propiedades como tacto, brillo o caída. Y esta es una de las razones por la que han logrado que la industria textil hoy cuente con inventos extraordinarios, que han revolucionado la vida de la gente y llenado de posibilidades el mercado de las telas de todo el mundo. Sin embargo, la seda natural aún se trata como un preciado tesoro.

¿Cómo se hace una tela?

Primero se recolecta la fibra (si es de una fibra natural), y en caso de ser sintética se produce la fibra en bruto. Por ejemplo: el algodón se obtiene en la pizca de la flor del algodón, la lana trasquilando a los borregos, el lino cardando los tallos de la planta y la seda recolectando los capullos de seda.

Ya que se tiene la fibra, se limpia y se tuerce para hacer el hilo. Aunque no lo parezca, existen muchos tipos de hilos: a un cabo, a dos cabos, torcidos a la derecha o a la izquierda.

Teniendo el hilo, se ponen en un telar para entrelazarlos, es decir: tejerse. Existen tres tejidos fundamentales además del fascinante Jacquard y del “mundo aparte” del tejido de punto. Estos son los llamados tejidos de calada: tafeta, sarga y satín; de ellos derivan infinidad de variantes.

Continúa el proceso decorativo de acabado que se le da a la tela después de ser tejida. Aquí si, ya nos volamos la barda de la cantidad de variantes que existen: teñido, chintz, gofrado, estampado, esmerilado, afelpado, deslavado, blanqueado, aterciopelado, por mencionar algunos.

Entonces tenemos la suma de cada proceso:

fibra + hilo + tejido + acabado = tela

Una descripción técnica podría ser:

algodón, con hilo a dos cabos, en tejido plano, teñido en azul índigo = mezclilla

Si en cada proceso contamos con tantas opciones que podemos combinar, las variantes son exponenciales y ese es el mundo del diseño y la ingeniería textil.

 Con este ejemplo les va a quedar más claro:

Algunos nombres comerciales de telas que originalmente eran de seda son: shantung, raso, satín, twill, chifón, tafeta, gasa, crepé, organza, georgette, bourrette, habotai, teciopelo y jacquard. Son conocidos  porque no solo son de seda sino que también se pueden encontrar de poliéster, nylon, algodón etc.

Entonces, si tienen dudas si la tela es de seda, busquen la etiqueta de composición en el tubo en que esté enrollada de tela y en el siguiente artículo de mi blog les contaré como hacerle una pequeña prueba casera a la tela para estar seguros que es 100% seda.

También te invito a visites mi canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UC7cwh0BiLYEcXoVq763ZzZg

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados